Navigation – Plan du site

Texte intégral

1Cuatro años después de la publicación del doble número (14-15 en 2001) de Insaniyat consagrado a las primeras investigaciones, el Comité de redacción creó muy útil abrir de nuevo sus columnas a los diversos estudios de investigadores para permitirles hacer conocer sus trabajos.

2Esta serie de 27 textos informa el lectorado sobre la diversidad de la producción científica argelina compuesta principalmente de tesinas de postgrado defendidas recientemente. La aproximación antropológica es perceptible en muchos trabajos y lo será probablemente todavía más por la introducción de esta disciplina en la formación de graduación y postgrado. Éstos son caracterizados por ensayos analíticos llevando sobre la sociedad urbana y rural que conoció, en algunas décadas, transformaciones evidentes; el recurso a diversas formas de encuestas en el terreno ofrece a los resultados de los estudios de casos una consistencia esperada para las primeras investigaciones. Los 27 artículos seleccionados y sacados en las cinco disciplinas de las ciencias sociales fueron clasificados en 6: Género y familia, Juventud, Memoria, mitos e historia, Antroponimia, Literatura e imaginario, y Antropología y adaptación del espacio.

3La realidad familiar actual es un dato de base fundado sobre el cambio societario vivido por la familia argelina que, las crisis contribuyendo, conoció un pasaje cualitativo de la familia amplificada (el aïla) por el mecanismo de la “introducción de formas familiares que dieron a la pareja” una mayor autonomía en la educación de los niños según la conclusión de Radjia Benali. Naturalmente, si la familia se encarga de la educación de los niños, se invierte, se organiza y se adapta para encargarse también del niño minusválido aunque llama a una asistenta medical afirma Leïla Soulimane-Messaoud. En la sociedad en mutación, la belleza del cuerpo femenino es considerada como un valor social seguro y también como un objeto de controversia subraya Zahia Benabdellah. Esta idea del mantenimiento del cuerpo femenino apunta, en parte al menos, a preparar un porvenir matrimonial para la mujer. Ferial Abbas describe las ceremonias tradicionales, la celebración de los ritos praticados y las lógicas internas descubiertas en el seno de las familias de la vieja ciudad de Constantina. ¿ Cómo está percibido el leadership femenino en el imaginario social se interroga Samira Menad al abordar este ensayo de aproximación, à priori arduo?

4En el hilo de la familia, la socialización de las jóvenes a través de la formación universitaria parece ligada a las elecciones de sus proyectos de porvenir: terminar los estudios, fundar una familia y encontrar eventualmente un trabajo. Al interrogarse sobre las aportaciones reales de la institución universitaria, Imen Merabet desvela las estrategias desplegadas por las estudiantes que miden su relativa autonomía ante las tradiciones familiares. Siempre en este campo consagrado a ‘la juventud’, el uso de los programas televisivos por la juventud argelina, socialmente heterogénea, puede tapar la complejidad de sus relaciones con la sociedad concluye Mustapha Medjahdi. Después de la formación y el deleite, el trabajo resulta la gran preocupación de la juventud; Tayeb Rehail intenta comprender las prácticas sociales y económicas de los desempleados rurales, residiendo en un distrito montañoso de la pequeña Kabilia, enfrente de una sociedad que les trata con desprecio. Igual y tan alarmante es la pérdida de hitos, incluso de identidad, de jóvenes adolescentes vueltos delincuentes en un contexto político, familiar y económico delicuescente y en progresión desde la década 1990, según opina en su investigación Khadidja Mokeddem.

5En el tercer subtema intitulado ‘La memoria, los mitos y la historia’, Fouad Nouar trata de la memoria obrera apoyándose en el período planificado del desarrollo de la industria y en la de la privatización de las Sociedades nacionales. Se afana en describir la realidad obrera actual, después de los despedidos inducidos por la apertura económica y subraya la alteración de la cultura obrera en Argelia. La memoria es también interpelada a través de las fotos de la Agencia Francia Prensa, de los años de la Guerra de Argelia, gracias al atento examen efectuado por Eléonore Bakhtadzé; estas fotografías dan así, una visibilidad cierta a los Argelinos quienes, a través de tres eventos se imponen al fin y al cabo como actores en la escena política. Apoyándose en tres textos literarios, Leïla-Dounia Mimouni intenta mostrar con que técnicas fueron obligados a usar de los autores como Raymond Aron, André Malraux et Amin Maalouf para remediar la ausencia de lo real en los acontecimientos relatados. El paso de la narración oral a la escritura de un evento relativo a la historia de Grecia permite a Lotfi-Hicham Zerga determinar los procedimientos literarios utilizados al igual que destaca las lógicas políticas y religiosas relativas a la problemática del destino en el imaginario griego.

6El campo de la investigación en ‘Antroponimia’ es abordado por dos artículos de Yasmina Zemouli y Houda Djebbès que presentan una continuidad lógica en la idea, el tiempo y el espacio. Tras la ocupación territorial y las refundiciones agrarias, el poder colonial prosiguió su obra modificando, a finales del siglo 19, la antroponimia de las familias residentes en las colinas. A modo de ilustración, la atribución de una identidad onomástica simplificada emerge como un dominio fecundo de estudios de la significación del cambio operado a lo largo del siglo 20 en Constantina. Luego en un encaminamiento próximo, Nebia Dadoua-Hadria intenta hacer una comparación relacionada con los nombres usados por las familias y esto, durante el último cuarto del siglo, ocupándose de un distrito medio urbano de la Llanura litoral oranesa y de otro rural situado en los Montes de Tlemcen. El método antropológico adoptado intenta aportar una aclaración sobre las diversas significaciones sacadas de las referencias de orden histórico, religioso, estético, nacionalista...

7En el subtema ‘Literatura e imaginario’, emerge el sitio insólito acordado a la literatura producida fuera de las fronteras argelinas. Así, a través de la escritura de Wole Soyinka y de Tahar Benjellounn centrada en lo sagrado y la locura, Kahina Bouanane esboza un tratamiento fundado sobre el pensamiento surrealista, rompiendo de hecho con las normas clásicas instituidas.

8A lado de la ambivalencia del discurso oficial y de la mezcla de lo sagrado y lo profano empleados por ambos escritores, se trata probablemente de interrogarse también sobre el peso desempeñado por las prácticas culturales de África negra y del Magreb en este género de escritura. Las novelas redactadas en Francia por autores nacidos de padres inmigrantes son objeto de análisis de parte de Belgacem Belarbi, Nadia Bentaïfour y Lila Medjahed. Los dos textos de Nina Bouraoui tratan de la cuestión de identidad; a través de la narración; la primera novela (La Voyeuse interdite) se interesa por el estatuto de la mujer y su puesta al margen en la familia argelina, mientras la segunda (Poing mort) exponiendo en la escena el tema de la muerte, es acompañado por una aproximación simbólica del rechazo. En el mismo registro y a través de las dos novelas de Azouz Begag (Les Chiens aussi, Dis Oualla), Lila Medjahed diserta también sobre la cuestión identidataria planteada por un autor utilizando la auto-burla como medio permitiendo a la vez conocerse y conocer al Otro. Por otra parte, la lectura de la novela (Le Fils du pauvre) de Mouloud Feraoun, como género literario magrebí, mezcla a la vez la biografía y la ficción. Según Dalila Belkacem, el tiempo crea aquí, una distancia entre la vida vivida por el autor y el momento de la escritura de la novela.

9En el subtema ‘Antropología y adaptación del espacio’ dos ideas articulan los seis artículos propuestos: la del cambio y la de la adaptación. Esta mutación del espacio, puesta en evidencia por Tayeb Otmane a propósito del relativo paso de un paisaje pastoral a un paisaje agrícola en las Altas llanuras estépicas de la provincia de Tiaret, se explica ampliamente por la puesta en obra de la ley relativa a la Accesión a la propiedad territorial agrícola y por la ayuda sostenida, atribuida por el Estado con objeto de introducir la irrigación en los medios geográficamente frágiles e insertar esta actividad productiva en la economía de las diferentes regiones. Al contacto de la Estepa y del Tell, la vida en el espacio de Médrissa, perteneciendo a la misma provincia, parece fundada sobre una aproximación antropológica que cubre la historia de la instalación de tribus árabes nómadas como también la descripción de los comportamientos actuales de una población marcada por las costumbres societarias y los préstamos recientes de la vida moderna; Mansour Margouma insiste sobre las estructuras comunitarias, las solidaridades, las alianzas matrimoniales, las fiestas morabitas anuales.... Siempre en el interior de las zonas desertadas, el territorio de la provincia de Jijel se singulariza por una banda territorial plana, estrecha y por un extenso país montañoso. El tratamiento cartográfico efectuado por Naziha Boudjerda es en efecto de una aportación segura para el conocimiento de este espacio desertado, pero el estudio monográfico producido topa con los efectos explicativos de una política del desarrollo planificada insuficientemente percibida en su visión, sus resultados concretos y sus deficiencias. En materia de obras de urbanización de las ciudades, la cuestión de bienes raíces queda siempre central por no adueñarse de las prestaciones de bienes raíces y de los desafíos económicos, poniendo en competición los diversos grupos sociales presentes; en este sentido, la apropiación de bienes raíces pone temibles problemas a los ordenadores y a los ejecutores. Larbi Bélouadi se interesa por la ciudad de Saida cuya reciente dinámica urbana se tradujo por una extensión espacial consecuente y por una movilidad creciente de las poblaciones. Más allá de este aumento de las construcciones urbanas, la diferenciación social es más afirmada que demostrada por el autor. A un nivel urbano superior, la producción masiva de viviendas en la periferia oaranesa se hace principalmente a través de la vivienda social que se ha hecho la primera rama inmobiliaria en materia de consumo de bienes raíces. Partiendo de esta constatación, Aïmène Saïd intenta hacer incisión en las estrategias de los ejecutores locales preocupados por las elecciones de bienes raíces a realizar de una parte, y por los desafíos económicos y sociales por otra parte. Al estudiar las redes regionales de las ciudades universitarias, Wassila Ben Kara Mostéfa enfoca el tema relacionando la política argelina del desarrollo y sus implicaciones sobre las localizaciones universitarias. Elabora un tratamiento cartográfico esbozando la organización de universidades y su hieraquía regional. El fracaso afirmado de la estructuración de las ciudades universitarias del Este del país con relación a los del Centro y del Oeste aparece bastante azaroso por la complejidad de los factores anexos y aquí es donde la gestión antropológica podía aportar los elementos explicativos necesarios a la comprensión de esta organización del territorio.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Abed Bendjelid, « PRIMERAS INVESTIGACIONES II
Antropología, Sociología, Geografía, Sicología, Literatura
 », Insaniyat / إنسانيات, 29-30 | 2005, 15-19.

Référence électronique

Abed Bendjelid, « PRIMERAS INVESTIGACIONES II
Antropología, Sociología, Geografía, Sicología, Literatura
 », Insaniyat / إنسانيات [En ligne], 29-30 | 2005, mis en ligne le 21 août 2012, consulté le 15 septembre 2014. URL : http://insaniyat.revues.org/9386

Haut de page

Droits d’auteur

© CRASC

Haut de page